La negra

Labios cálidos
labios ojerosos
sábanas líquidas
hundirse en la cama:
es hundirse a secas.
Habida cuenta
sin nada triste que lo haga.
Que no huya
de las suelas
de los zapatos.
Que se siente
con la cuenca
de las piernas,
como apoyar
en mi cuello
la espera y la comodidad,
o alcanzar el lloro
con los dedos.
Dormir a mar abierto
destapado
teniéndolo
en la punta de la lengua.
Estoy seguro de que
me pondría nervioso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s